Las acciones de la firma costarricense de materíal médico Establishment Labs suben un 50% desde que se estrenaron en el Nasdaq el pasado mes de julio

El País || Juan José Chacón y sus compañeros fundadores de la empresa Establishment Labs Holdings suelen reunirse cada agosto a comer pizza que ellos mismos preparan en un horno que guarda un significado especial. Lo hacen en un barrio al suroeste de la capital de Costa Rica, San José. Y el aparato es el mismo que usaron para probar los primeros prototipos de implantes mamarios que diez años después convirtieron a la compañía en la primera costarricense que cotiza en el mercado estadounidense Nasdaq. El objetivo de la empresa es transformar una industria global que, aseguran, no ha atendido a las mujeres de la mejor manera posible. Sus aciones suben casi un 50% desde su estreno en el parqué en julio pasado.

 La empresa, fundada en 2008, cumplió su primera década convertida en un meteorito del sector de dispositivos médicos, que no para de crecer en la pequeña Costa Rica. En los nueve primeros meses de 2018 los ingresos de la compañía se situaron en 44,8 millones dólares (39 millones de euros), prácticamente el doble que en el mismo periodo del año anterior. El grupo sigue en pérdidas (10,5 millones hasta septiembre), pero éstas son un 61% menores a las de un año antes. Establishment Labs tiene 500 empleados que trabajan en un edificio de 4.500 metros cuadrados; llega a 70 países y ahora avanza estudios para colocar pronto su marca Motiva en Estados Unidos, para seguir compitiendo con los gigantes globales Johnson & Johnson y Allergan.

“Esta es la historia de David contra los goliats”, explica desde Ecuador Juan José Chacón, hijo de una pareja de médicos que le cultivó la curiosidad por las necesidades de las pacientes. Las armas de Establishment Labs han sido la base tecnológica, el énfasis en los requerimientos de las mujeres más que en los de los médicos y el empecinamiento de la compañía en transformar la industria en el mundo, exalta Chacón. En el horizonte apunta a un mercado mundial de cirugía cosmética dinámico, que crece a un ritmo de 5% anual, en el cual el aumento de pechos sigue siendo la operación más popular (1.677.320 intervenciones en 2017), según el informe de la Sociedad Internacional de Cirugía Plástica Estética.

El chip de la seguridad

Es un campo de juego enorme para una empresa que en sus inicios se estableció en un garaje en el distrito Pavas (área metropolitana de San José) y que echó mano de un equipo hecho para fundir masa con queso y pepperoni, no para prótesis que las mujeres llevan dentro de sus cuerpos durante años. La meta, sin embargo, parece creíble cuando se ven las instalaciones modernas de la compañía en una zona especial en El Coyol (provincia de Alajuela) y se escucha a su fundador hablar sobre los implantes que ya distribuyen en 70 países. O cuando se observa cómo funcionan los pequeños chips que las mujeres pueden implantarse junto a las prótesis para emitir información sobre el estado de estas y poder monitorizarlas desde una aplicación del teléfono móvil.

Esto da tranquilidad a la paciente sobre el estado de sus implantes a pesar de las noticias en este sector sobre productos dudosos, añade el empresario como una muestra del énfasis en las necesidades de las usuarias más que en el negocio de la estética médica. “La paciente tiene más poder ante una industria que no siempre ha estado a la altura”, asegura Chacón. La compañía también se concentró en diseñar un producto ergonómico que resulta ser el más vendido en el mundo, advierte orgulloso este economista con estudios en Francia y en el Massachusetts Institute of Technology (MIT).

Fundación. Nacida en 2008, con la creación de sus innovadores implantes Motiva, Establishment Labs ha conseguido exportar a 70 países.

LAS CIFRAS

Bolsa. El 19 de julio de 2018 empezó a cotizar en el segundo mercado de valores estadounidense a 18 dólares. Hoy vale 26,67 dólares por acción.

Resultados. Entre enero y septiembre de 2018 fueron de 44,8 millones, casi el doble que el ejercicio anterior. Los números rojos en el periodo fueron de 10,58 millones, un 61% menos que entre enero y septiembre de 2017.

Competencia

La meta inmediata del empresario y su equipo es certificar los estudios ante la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) para poder colocar los productos en el mayor mercado para la cirugía cosmética del planeta (20% del total global), seguido de Brasil, donde Establishment ya está instalada.

El objetivo final, sin embargo, es más ambicioso y va más allá de competir contra los “goliats”; Chacón habla de “transformar la industria global” mediante la tecnología y el foco en las pacientes, como un propósito con el que están comprometidos todos en la empresa a pesar del humilde origen. Esa es la historia que sigue conquistando a los inversores en Wall Street.

Nota de Álvaro Murillo