En relación con la denuncia que se ventila públicamente en contra del Ex-presidente Dr. Oscar Arias, deseo señalar lo siguiente:

• Como mujer y dirigente política, he sido defensora de los derechos humanos y en especial de las mujeres. Como tal condeno toda conducta de violencia y acoso de cualquier naturaleza hacia las mujeres.

• La experiencia confirma que para las mujeres víctimas de acoso sexual, resulta en extremo difícil denunciar el caso por las relaciones de poder que operan en su contra y las intimida, y por la estigmatización de que pueden ser objeto. Como sociedad tenemos la obligación de apoyar a las víctimas para que rompan su silencio y los abusos no queden impunes.

• La justicia está obligada a actuar con celeridad y seriedad. Ante el rechazo de cargos que ha hecho don Oscar, se le deberá garantizar su derecho a la defensa y a plantear su descargo.