El Presidente interino de Venezuela le ordenó a la Fuerza Armada Nacional , no disparar más al pueblo, ni reprimir las marchas de carácter pacíficas y democráticas.